Bajo el frío y la intensa humedad de Lima casi un centenar de personas, entre ellas, niñas, niños, adolescentes, mujeres y hombres con cáncer y leucemia, del distrito Simón Bolívar de Cerro de Pasco, amanecieron encadenados a la puerta del Ministerio de Salud, esperando que atiendan sus pedidos en su segundo día de lucha.

El alcalde del distrito, Zumel Trujillo, declaró que vienen reclamando desde el 2012 la intervención del Estado y del Ministerio de Salud. En el 2015 se dio la “Marcha del Sacrificio” donde los pobladores de Simón Bolívar caminaron más de 60 días hasta Lima para denunciar que las empresas mineras contaminaban todo el pueblo, con fatales consecuencias para mása 2 mil niños y niñas que hoy sobreviven desahuciados con plomo en la sangre, 40 con cáncer y leucemia. Algunos médicos ambientalistas han afirmado que estas son enfermedades incurables por la alta cantidad de plomo y arsénico. Por otro lado, el agua también está contaminada con residuos de metales pesados.

La Universidad de Pisa y algunos institutos de los Estados Unidos publicaron estudios donde demostraban la mortal peligrosidad de los contaminantes de la minería en la región, póniendo contra la pared al Gobierno peruano  que se vio obligado a declarar la emergencia ambiental roja y a comprometerse a realizar ciertas acciones como fortalecer los centros de salud, construir un hospital de alta complejidad para enfrentar las enfermedades producto de los metales pesados, acabar con los relaves, reforestar la zona y el saneamiento con agua potable, entre otras que, hasta hoy, lamentablemente, solo ha cumplido en menos del 10%. Este es el motivo por el cual la comunidad de Simón Bolívar ha vuelto a encadenarse en el Ministerio de Salud.

Los dirigentes y la población indican que están cansados de las mesas de diálogo,  que hoy solo buscan acciones urgentes y concretas, que las niñas y niños sean atendidos de inmediato. Es muy impactante ver a un niño de solo 7 años, quien ha perdido la vista del ojo derecho y a punto de quedarse completamente ciego si no es atendido con urgencia.

FOROSALUD se aúna a esta lucha y manifiesta que la salud y la vida de todos estos niños y niñas está por encima de los cálculos del mercado sometido a las transnacionales mineras por el propio Estado peruano, por lo tanto, deben ser atendidos cuanto antes. En ese sentido, demandamos a la ministra de Salud, Patricia García que realice las acciones correspondientes a su sector , las que deberían estar en cerrada coordinación con el Ministerio del Ambiente, con Energía y Minas y con el de Economía fInanzas, pues no solo estamos hablando de un problema de salud sanitaria, sino también de contaminación ambiental, de falta de presupuesto, de falta de planificación territorial, de modelo insostenible e insustentable para un desarrollo humano en condiciones armónicas de calidad para cualquier vida humana.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.